”facebook” ”twitter” ”email” ”youtube” ”soundcloud”     

LIBROS


















"Siempre que llovió, paró" (2013)








Alicia Rico Forte, tras el éxito de su primer libro “Nadie dijo que fuera fácil” (en el que con contaba su experiencia para afrontar el cáncer a modo de diario, sin tapujos, tal y como lo vivió), da un paso más y en mayo de 2013 nos presentó su nueva obra: “Siempre que llovió, paró”.

Corren tiempos difíciles y a veces no nos sentimos preparados para afrontar la situación en la que nos encontramos. “Siempre que llovió, paró” es un libro optimista, cargado de positividad, que nos demuestra a través de la experiencia de la autora que siempre se puede salir adelante.

El libro fue escrito entre el 2009-2013, gran parte en España y ciertos capítulos en Argentina, país natal de su marido, el músico Emanuel Menta. Según palabras de la escritora murciana Marisa López Soria: “Relata la autora con innegable grandeza sus dudas y descubrimientos, (toda vez que se considera capaz y afortunada, roto el perímetro de ciscos físicos y anímicos), compartiendo con honestidad sus logros, sin ambages, como fruta madura de un universo poético y confuso, como no puede ser de otro modo, pero cuyos temas principales persiste ella en elevar a la más ensalzada categoría proyectándolos en el amor, la enfermedad y la muerte; todo ello moderado por la atmósfera envolvente de la música, el compañerismo, la solidaridad, el sentido del humor y la positividad que afianzan sus páginas”.


La propia autora define su obra de forma directa y concisa: “Sí, tuve cáncer y lo superé. Después me enfrenté a la ansiedad y aquí estoy, vivita y coleando. De mis logros físicos me enorgullezco y de los problemas psíquicos he aprendido a no avergonzarme. La vida a veces es cruel y caprichosa, nos pone obstáculos difíciles de superar, pero con perseverancia siempre somos capaces de seguir adelante. ¿Seríamos los mismos si nunca hubiéramos tenido problemas? ¿Disfrutaríamos igual de las cosas pequeñas?”.








"Nadie dijo que fuera fácil. Cómo afrontar un Linfoma de Hodgkin" (2008)






La autora resume así su obra: “Nunca olvidaré el día en el que me dijeron que tenía CÁNCER. Recuerdo que lloré durante horas, creyendo a ciencia cierta que mi vida terminaba allí, con mis 26 años, y que a partir de ese momento sólo me esperaba una espiral de sufrimiento que desembocaría en una muerte segura. Nada más lejos de la realidad, el camino es muy duro pero la recompensa es inigualable”.


Nadie dijo que fuera fácil... ¿Es fácil la vida? ¿acaso no es un riesgo en sí misma? ¿Lo es compartir? Estas páginas nos enseñan que se puede compartir hasta lo más íntimo, el sufrimiento más profundo y las alegrías más exultantes, con personas que no conocemos. Parte de una experiencia amenazante, desgarradora... donde un recurso fue escribir a través de Internet toda una experiencia de esfuerzo, superación... pero también de miedos, llantos y desesperación.